Molesto Latabán por designación de 4 auditores especiales se fue a Chihuahua

| |

Chilpancingo, Gro., abril 24 de 2012.- Molesto por la designación del Congreso local de cuatro auditores especiales, el Auditor General del Estado (AGE), Arturo Latabán López salió de Guerrero con el pretexto de acudir a una reunión nacional en Chihuahua, donde se supone habrá de plantearse una propuesta de Ley Fiscal en el país, cometiendo una serie de irregularidades administrativas.

Latabán López dejó la entidad a partir de este martes y regresará hasta el miércoles de la próxima semana, porque acudiría a la reunión nacional anteriormente mencionada, de la cual no se tiene ningún registro oficial en ese estado del norte del país.

A los trabajadores y funcionarios de la AGE les informó que se iba a participar en la elaboración de una propuesta de Ley Fiscal, a la que se llevó a los directores de área, entre ellos, al encargado de la dirección de Asuntos Jurídicos, Marco Antonio Cruz Manjarrez Salgado y al encargado de Finanzas, Juan José Sánchez Canal, encomiendas sin soporte legal, pues esas figuras de “encargado” no existen en la Auditoría General del Estado y que él se ha empeñado en sostener porque son de todas sus confianzas “para que le cuiden la espalda”.

Trabajadores de la AGE afirman que ese órgano de fiscalización se quedó literalmente “sin cabeza” y se quejaron que un órgano para transparentar el uso de los ejercicios públicos “no transparentan sus acciones, no informan de sus actividades ante la opinión pública”.

Las fuentes allegadas a la agencia IRZA, indicaron que el auditor Arturo Latabán salió molesto desde que la semana pasada el Congreso del Estado aprobó la designación de cuatro auditores especiales, que vigilarán su labor al frente de ese órgano.

Fue tal la molestia de Latabán López, que a pesar de que estaba obligado a tomarle inmediatamente posesión del cargo al auditor especial de Ayuntamientos, Elías Cuauhtémoc Tavarez Juárez; al auditor de Entes Públicos estatales y municipales, Víctor Manuel Lozano Garín; a la auditor del sector Gobierno, Irma Ferrusca Muñiz y al auditor de Evaluación al Desempeño, Salvador Becerril Gómez, lo hizo cinco días después y en completa secrecía.

A estos cuatro auditores que fueron designados por el Congreso local el jueves de la semana pasada, Arturo Latabán les dio posesión hasta el lunes de esta semana, aún intentaba maniobrar para que no quedaran en esos cargos, a pesar de que la AGE es un organismo técnico dependiente del Legislativo de Guerrero.

“No le vienen nada bien estos cuatro auditores especiales a Arturo Latabán, porque éstos serán los que fiscalicen su desempeño y como tienen cosas oscuras ya lo las podrá ocultar más. Es la cuña que aprieta la bisagra”, dijo la fuente.

Incluso los cuatro auditores especiales, no fueron invitados a ese viaje “oficial” a Chihuahua y sólo se llevó a los funcionarios más allegados a él, para “aliviar” la tensión que le provocó saber que ahora estará vigilado y evaluado en el desempeño de su función y planear una nueva estrategia para quitárselos de encima.

También del caso, no hubo ninguna información de la presidenta de la Comisión de Vigilancia de la AGE del Congreso del Estado, la priista Guadalupe Gómez Maganda, quien lejos de actuar como vigilante de que se respete la normatividad, sólo aparece en los actos públicos para tomarse la fotografía oficial.

Esta no es la primera ocasión que Latabán López, está inmiscuido en actos irregulares.

En diciembre del 2010, el abogado Rubén Cayetano García, denunció que Arturo Latabán López es “inelegible” y su designación por el Congreso local como titular de la Auditoría General del Estado (AGE), es “impugnable”, porque los diputados locales incurrieron en una “flagrante violación” a la Ley de Fiscalización Superior del Estado de Guerrero número 564.
Cayetano García precisó que Latabán López “está impedido jurídicamente” para asumir las funciones de auditor general del estado.

Los diputados locales “violaron” la fracción séptima del artículo 11 de la Ley de Fiscalización Superior del Estado de Guerrero número 564, porque “legalmente está impedido” para ocupar ese cargo porque fue titular de una dependencia del gobierno del estado, en este caso como contralor interno de la Secretaría de Educación en la entidad, la que estaba a cargo de José Luis González de la Vega, cargo que dejó el 16 de noviembre del 2010 para ser impuesto como auditor general del estado por el entonces gobernador Zeferino Torreblanca Galindo en una votación de trámite en el Congreso local en la sesión del 20 de diciembre del 2010.

Por si fuera poco, a pesar de que no hay sustento legal y tres meses después de que renunció como contralor de la SEG, Arturo Latabán López y ya en funciones como auditor general del estado, recibió 299 mil 976 pesos y 51 centavos por concepto de “liquidación por servicios prestados” como contralor interno de la SEG.

El 21 de febrero del 2011 mediante oficio CGAyF/HC/0376/2011 el entonces subsecretario de Administración y Finanzas de la SEG, Abel Ponce Torres, notificó a su vez al ex director de Recursos Financieros de la misma dependencia, Alberto Rosas Díaz, “la autorización de la liquidación en favor del C. Arturo Latabán López”.

“Por indicaciones del Lic. José Luis González de la Vega Otero, secretario de Educación Guerrero, mediante oficio Num. 130/2011/0 se notificó a esta Subsecretaría de Administración y Finanzas” la autorización de la liquidación y añade en el documento, “para lo cual remito el citado oficio soporte del cheque que deberá elaborarse y remitirse al Jurídico para su correspondiente entrega”.

El 24 de febrero del 2011, el coordinador general de Administración y Finanzas, Pedro Alberto Ríos Barrios, elaboró el cheque de la solicitud de pago número 1176 a nombre de Arturo Latabán López con el número de empleado 303 por la cantidad establecida y notificó al jefe del Departamento de Tesorería de la SEG, Eurípides Mendoza Escobar.

Un día después, Latabán López firmó de recibido el cheque número 881 que extendió la SEG a través de la banca comercial “INVERLAT” de esta capital mediante solicitud 200000-117 en el rubro de “Gastos Operativos de Servicios Asistenciales 2011-4400211141”, bajo el concepto de “Pago de liquidación por servicios prestados a la Secretaría de Educación Guerrero” cuyo movimiento bancario se justificó por “liquidaciones por indemnizaciones” mediante clave, 5101-AA-008-A1-001316.

Latabán López fue designado como contralor interno de la SEG el 1 de abril de 2005 y renunció el 16 de noviembre de 2010, para ocupar la titularidad de la AGE por ocho años; su carrera administrativa ha estado supeditada al amparo de su suegro, el actual notario 4 de Acapulco, Eduardo Arturo Nozari Morlet, quien heredó la patente en la administración del extinto exgobernador José Francisco Ruiz Massieu, donde se desempeñó como procurador de Justicia en 1988. (IRZA)

Publicado por en Miércoles, abril 25th, 2012. Clasificado en Capital, Principal. Puedes seguir cualquier respuesta a este artículo a través del RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback a este artículo

Deja un comentario